Empezando por lo importante

He pensado mucho en cómo comenzar este blog. Hay tantos temas que me gustaría tratar sobre Forus, que la mayor dificultad ha sido decidir entre todos ellos. Desde las personas que trabajan en la organización, hasta nuestros clientes, pasando por nuestra filosofía, nuestras actividades… Son tantas cosas que, al final, me he decidido a hablar de algo que, sin tener que ver directamente con nuestra actividad empresarial, nos acompaña en nuestro día a día y es, sin duda, muy importante. Se trata de Menudos Corazones.

Muchos habréis oído hablar de ellos, pero por si no es así, os cuento un poco más…

Menudos Corazones es una fundación que se creó en 2003 con el objetivo de ayudar económica y psicológicamente a los niños afectados por una cardiopatía congénita.

Debemos ser conscientes de que 4.000 niños nacen cada año en España con este tipo de enfermedad y que la fundación Menudos Corazones apoya a estos pequeños y a sus familias con ayuda psicológica, alojamiento gratuito, acompañamiento durante las estancias en el hospital y a través de actividades lúdicas y educativas. El objetivo es lograr que esos niños ingresados tengan su derecho a disfrutar, a reír y a aprender como los demás.

En Menudos Corazones realizan una labor encomiable y es por eso que Forus decidió apoyarlos por primera vez en 2016 y renovar ese acuerdo de colaboración  en este año 2017, con motivo del 14 de febrero. Una fecha que, aunque solemos recordar por otras razones, es el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas.

Durante toda esa semana de febrero, los empleados de Forus nos vestimos con las camisetas de la Fundación y realizamos acciones solidarias en todos nuestros centros.

De la misma manera, también hacemos tareas de voluntariado corporativo en hospitales y centros de la Fundación, y quiero aprovechar también esta primera incursión en el blog para agradecer la gran labor realizada por los empleados y socios de Forus este año.

Pequeños granos de arena hacen montañas

Es un pequeño grano de arena, la verdad, pero son cosas que te vuelven humilde cuando conoces el caso de esos pequeños luchadores y te recuerdan lo que es verdaderamente importante, tanto en el plano personal como en el profesional.

A veces, en el mundo de la empresa, nos perdemos con números, con beneficios antes de impuestos, flujos de caja y otros conceptos… Pero eso no debería hacernos olvidar que las empresas también tenemos una responsabilidad con la sociedad, una labor ética. Y, en la medida de lo posible, creo que deberíamos tratar de hacer mejor el mundo que nos rodea y ayudar a aquellos que, por una razón u otra, han resultado más desfavorecidos.

Y si se da el caso, como en Forus, de que el apoyo en la lucha contra las cardiopatías congénitas infantiles es algo que resuena dentro de nosotros, no tengamos duda, visitemos Menudos Corazones y apoyémoslos de la manera que podamos. Puedo asegurar que su labor es admirable y la causa es muy importante.

 Por todo lo que acabo de explicar, creo que el primer artículo de mi blog no debía hablar de la empresa, sino de algo mucho más importante. Y aprovechar desde aquí, para recordar estas cosas, para que nos planteemos cómo ayudar, qué causas nos resultan más cercanas y cómo podemos apoyarlas. Ojalá entre todos, vayamos sumando muchos granitos de arena.

Muchas gracias por vuestro tiempo y bienvenidos a este nuevo blog!